Darwin, sobre el “virus de la fe”

¿No serán, quizá, el resultado de una conexión entre causa y efecto, que, aunque nos da la impresión de ser necesaria, depende probablemente de una experiencia heredada? No debemos pasar por alto la probabilidad de que la introducción constante de la creencia en Dios en las mentes de los niños produzca ese efecto tan fuerte y, tal vez, heredado en su cerebro cuando todavía no está plenamente desarrollado, de modo que deshacerse de su creencia en Dios les resultaría tan difícil como para un mono desprenderse de su temor y odio instintivos a las serpientes.

Autobiografía – Charles Darwin (versión sin censura de Editorial Laetoli)

About these ads

4 Respuestas a “Darwin, sobre el “virus de la fe”

  1. Pequeño Hereje (@PequenoHereje) 17/12/2011 en 12:35 am

    ¡Fantástico!

    Los enlazo a mi blog, saludos.

  2. Pingback:Enlaces yuriesféricos del 16/12/2011 | La Yuriesfera

  3. LuisXL (@LuisXL1) 18/12/2011 en 7:42 am

    Análoga a la creencia en Papa Noel y los Reyes Magos !

  4. Pingback:5 motivos por los que la Autobiografía de Darwin debería ser leída por todo joven biólogo « La muerte de un ácaro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 75 seguidores

%d personas les gusta esto: