El científico en el cine

Siguiendo la serie de Ciencia y Cine, hoy voy a pasar a hablar de algunos de los estereotipos más repetidos en las películas: me refiero al personaje del científico en el cine. Más allá de su faceta cómica u oscura, estos personajes dan que pensar sobre muchas cosas: la visión del científico o la opinión sobre el trabajo del científico que tiene la población. Veamos uno de ellos:

El ejemplo más típico, más repetido, y el que seguramente os haya venido a la cabeza al empezar a leer la entrada es el del científico loco: en su parte más estereotípica es un hombre blanco, mayor, con bata y con gafas, que juega a ser Dios sin importarle las consecuencias. También es común que tenga el pelo blanco y revuelto (en inspiración directa de Einstein). Busca sus fines sin tener en cuenta consideraciones morales de ningún tipo. Suelen ser retraídos y solitarios, y ocasionalmente despistados. Pueden ser malvados o no (los primeros fácilmente reconocibles por la risa maligna que producen al conseguir sus objetivos).

Como arquetipo, el científico loco representa el miedo a lo desconocido: el miedo a la ciencia y la tecnología y sus posibilidades (tanto benéficas como malignas), y de las consecuencias de jugar con “fuerzas que la humanidad no puede entender”. Por eso el científico loco casi siempre recibe un escarmiento, más o menos gordo, al finalizar la película.

El primer científico loco oficial es seguramente Rotwang, de Metrópolis (1927). Aunque el más famoso es indudablemente Víctor von Frankenstein. Recordemos la famosa frase que decía Frankenstein en la película de 1931: “Ahora sé cómo se siente Dios!”.

El Dr. Strangelove, interpretado por Peter Sellers en Teléfono Rojo ¿volamos hacia Moscú?, es uno de mis favoritos, pero personalmente (y por elegir un científico loco bueno) el mejor es Emmett Brown, el “Doc” de Regreso al Futuro.

Y para finalizar una anécdota que defiende bastante mi opinión de que los científicos son generalmente mal vistos en el cine (y siempre malinterpretados): en una investigación realizada en Inglaterra sobre 1000 películas de terror, se llegó a la conclusión que los científicos locos (o sus creaciones) han sido villanos en el 30% de las películas, que la investigación científica ha producido un 39% de las amenazas (pensemos en casi cualquier película de zombies) y que por el contrario sólo han sido héroes en 11 ocasiones. Así que no se puede negar que el Científico Loco es un personaje imprescindible en el cine de ciencia-ficción.

Vosotros que opináis de los científicos locos? Cual es vuestro favorito?

Anuncios

6 Respuestas a “El científico en el cine

  1. Mr. X 19/10/2008 en 12:18 pm

    ¡Jo! Muchas gracias por el artículo de los “Científicos y el Cine”. Imagínate, yo que soy un cinéfilo redomado, he disfrutado con tus palabras. De hecho, en uno de mis últimos post, aparece el Doctor Frederick Frankenstein [¿o es Fronkonsty?] bailando con su criatura en un spot publicitario.

    ¡Sigue así con el blog! Magníficamente escrito y muy cuidado.

  2. ceprio 19/10/2008 en 1:34 pm

    gracias! yo también soy muy cinéfilo. Si no tuviera un blog de ciencia seguramente lo tendría de cine 😉

  3. Sonia 21/10/2008 en 10:37 am

    Yo creo que es verdad lo del estereotipo, pero últimamente en las pelis de ciencia ficción, los malos son los políticos.

    En las pelis en las que va a haber una catástrofe de algún tipo fuera de la “mano humana” (voy a poner como ejemplo la peli “El día de mañana”, o todas esas en las que aliens, bichos asesinos y cosas por el estilo), el científico es quien da la voz de alarma y el político es quien dice que no es para tanto y que el científico está loco.

    En estas ocasiones suele ser el heroe el científico y creo que hay muchas pelis en las que es así.

    En otras, el científico es engañado. Utilizan su invento malamente o lo obligan a hacer algo que sabe que está mal bajo coacción y los malos son terroristas o gobiernos.

    Aunque es verdad que vende más el roll de científico loco que quiere dominar el mundo. Que también es divertido.

  4. Darkrosalina 21/10/2008 en 7:36 pm

    Vaya con los científicos locos, ¿que habran hecho si no les hemos dado oportunidad? ;D
    De los que has puesto me quedo con el bueno de Doc, pero aún sin ser del mundo del cine, podías haber citado al Dr. Neo Cortex, la némesis de Crash Bandicoot. Este rompería el estereotipo, porque apesar de ser malo hasta la médula y estar loco de atar, está medio calvo y no tiene canas XD
    Siento no haber pasado antes por aquí. Gran blog y gran entrada.

  5. Pingback:Mitos científicos en el cine. « Ciencias do Mundo Contemporáneo / 1ºA

  6. Anónimo 18/09/2009 en 9:00 pm

    en el dr strangelove no sale ningún científico loco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: