Cianuro en el vino

Esta noticia la leí esta semana en El Mundo. Al parecer un ciudadano Noruego estuvo a punto de morir al beber de una botella de vino español que contenía cianuro. Había tal cantidad que sólo oler los vapores era ya muy peligroso. Noruega ha cancelado las importaciones de vino español y la empresa lo está investigando.

Es posible que se trate de un sabotaje, pero lo que seguro que no sabíais es que es habitual  añadir cianuro al vino durante su elaboración. Pero claro se trata de una forma inocua del cianuro, y además son cantidades bastante bajas. Por si seguís preocupados esta práctica es perfectamente legal y habitual, pero vayamos por partes.

El cianuro, que es potencialmente letal, actúa inhibiendo la cadena de transporte de electrones a nivel de la citocromo oxidasa. Con otras palabras: impide la respiración celular, lo cual como podréis imaginar es poco recomendable…

A pesar de su elevada toxicidad se encuentra de forma natural en muchas plantas, como un alcaloide, que en las etapas iniciales del crecimiento las hace poco apetecibles. Igualmente lo podemos encontrar en algunos insectos e incluso en frutos como almendras, nueces y castañas. Alguna vez os habéis preguntado por qué sabe tan mal una almendra “amarga”? pues porque tiene demasiado cianuro… pero tranquilos que son cantidades ínfimas.

Además, el cianuro (y sus derivados) tienen muchísimas aplicaciones en la industria: en hidrometalurgia se emplea para lixivificar, en farmacia se usa en algunos medicamentos contra el cáncer… y sabéis donde más se utiliza? Exacto: en la industria vinícola.

Es muy frecuente que durante el proceso de elaboración del vino, queden metales pesados ya sean provenientes de la uva, o de la maquinaria. El caso es que estos metales deben ser eliminados, y el ferrocianuro de potasio se emplea para precipitar estos metales en forma de sales insolubles (así son fácilmente eliminadas, tan sólo hay que colarlas).

Como ya he dicho, el ferrocianuro de potasio es inocuo, siempre y cuando no se mezcle con ácido sulfúrico (claro que como estamos hablando de vino no hay nada que temer). En cualquier caso es curioso lo habitual que es en la naturaleza el cianuro. Hasta pronto y salud!

Agregar a meneame Agregar a fresqui Agregar a twit this

100

Anuncios

2 Respuestas a “Cianuro en el vino

  1. Carlos L. 31/05/2009 en 11:33 am

    Interesante artículo! y por otra parte vaya putada lo del sabotaje al vino…

    Un saludo! 😉

  2. Martin 23/04/2011 en 3:06 pm

    Es una práctica habitual, poro no tan segura, si no se hace con responsabilidad. Hay que determinar muy bien la cantidad de metales y no agregar ferrocianuro de K de más, si no se hace así, el exceso se libera como cinhídrico, que es venenoso (http://martincarotti.blogspot.com/2011/04/malbec-o-cianuro.html)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: