¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas?

El término feromona fue acuñado por primera vez en 1956 cuando Karlson y Lüscher lograron aislar un compuesto químico de hembras de mariposa capaz de desencadenar un comportamiento estereotipado en machos de la misma especie. Para que una molécula se considere feromona debe ser una señal química simple, morfológicamente invariable, producir una respuesta comportamental en el receptor y provocar un acoplamiento estímulo respuesta altamente específico, como es el marcaje territorial de los perros y otros animales. Las feromonas son detectadas por el órgano vomeronasal u órgano de Jacobson el cual manda proyecciones neuronales al bulbo olfatorio accesorio y este a su vez al sistema límbico (grupo de estructuras cerebrales que entre otras cosas dirigen el comportamiento, memoria y  emociones).

Pero la gran pregunta es ¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas? La areola mamaria de las mujeres tiene todas las características para la producción de potenciales feromonas. Además es una parte fundamental ya que entra en contacto a diario con el epitelio olfativo del lactante. En 2006 se estableció una correlación entre la facilidad de los bebés para encontrar el pecho y en consecuencia aumentar de peso y el número de las glándulas areolares de la madre.

Por otro lado, tenemos el caso de las feromonas “sincronizadoras del ciclo menstrual femenino”, varias publicaciones científicas corroboran la existencia de sustancias capaces de alargar o acortar la fase folicular, atrasando o adelantando la menstruación de mujeres que conviven durante al menos 3 meses.  Un estudio del 2000, clasifica a las mujeres en dos grupos, “sincronizantes” y “no sincronizantes” según si acompasaban o no sus periodos. Esta disposición viene dada por la capacidad de las sincronizantes a detectar androstenol (feromona humana). Sin embargo otras publicaciones aseguran que no hay evidencia estadística de tal sincronización en humanos. Estos últimos estudios se verifican con el hecho de que el órgano vomeronasal humano es atrófico y por tanto incapaz de detectar feromonas (sólo presenta cinco receptores de los cuales sólo uno se expresa en el epitelio olfativo frente a los 270 de ratones y ranas).

En conclusión, los seres humanos secretamos feromonas, sin embargo y dado que no disponemos de un órgano receptor funcional, es probable que utilicemos otros estímulos siendo los más probables los visuales. Por tanto, cabe preguntarnos si los perfumes con feromonas son un timo o si estamos delante de otro de esos maravillosos casos de efecto placebo. Sólo queda preguntarnos:

¿Es posible que una persona bajo el efecto placebo del perfume se atreva a relacionarse más de lo habitual o a comportarse de una forma más extrovertida?

Soy la prueba de que se puede excitar sin feromonas

Fuentes: Karlson and Lüscher, 1959; Schaal and Coureaud, 2003; O’Connell and Singer, 1978; Schaal and Doucet, 2006; Stern and McClintock 1998; Morofushi and Shinohara, 2000; Martínez-García and Martínez-Ricós, 2008; Wilson and Kiefhaber, 1991; Strassmann, 1999; Yang, 2006.

Esta entrada participa en la III Edición del Biocarnaval, que este mes organiza el blog de El Pakozoico.

29 Respuestas a “¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas?

  1. ceprio 30/04/2011 en 7:45 pm

    Magnífico primer post. Imposible explicarlo mejor y ser más detallista con las fuentes. Eso sí, habrá que cambiar el tema del blog, porque este no permite que aparezca el autor…

    • Cinthya Perez 07/04/2013 en 5:21 am

      Muy bueno el articulo, sintetiza muy bien la idea de las feromonas. Sin embargo hay algo que es fundamental en el arte de la seduccion y es la manera como tu te sientes consigo misma o mismo, y esto siempre se ve reflejado hacia los demas. A mi personalmente me ha funcionado las feromonas, pero consco casos de chicas que no les funciona porque estan mal por dentro. Esta web que la podrás encontrar en la página de universiaglobal punto com en la sección de espiritualidad. Me ha ayudado mucho ha entender porque. Un saludo.

  2. Pingback:¿Somos los humanos capaces de segregar y detectar feromonas?

  3. lauraserra87 30/04/2011 en 7:57 pm

    Gracias Ceprio! espero que sea el primero de muchos siempre y cuando me sigas permitiendo contar cosas que creo curiosas. Siempre se puede mejorar y gracias a eso la ciencia avanza ^_^!

  4. Carlos L. 30/04/2011 en 11:08 pm

    Muy buena entrada y como tu bien has dicho, esperamos que sea la primera de muchas. Si las entradas de Ceprio son una garantía de calidad y buen hacer, creo que tus colaboraciones van a mejorar aún más si cabe este gran blog. Enhorabuena a ambos.

    Un saludo.

  5. Robin 01/05/2011 en 12:26 pm

    Muy interesante, estaba bastante claro que todo eso de los perfumes para ligar eran un timo y por lo que dices veo que es verdad. Eso sí, me extraña leer lo de la regla, yo conozco muchos casos de mujeres a los que le ha pasado. De hecho en mi casa ha pasado! Un saludo, me encanta este blog.

  6. Pingback:¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas?

  7. lauraserra87 01/05/2011 en 4:40 pm

    Gracias a todos! Por lo que respecta a la no sincronización de la menstruación, yo también me quedé un poco extrañada cuando lo escuché por primera vez en clase de neurobiología. Sin embargo y tras leer varios artículos pro-sincronización descubrí estadísticas en mi opinión pilladas por los pelos. Por ejemplo, en el artículo de Morofushi and Shinohara, obtienen un 38% de mujeres que sincronizan su menstruación (24 de 64), establecen que este es un resultado significativo mediante un análisis de Mann–Whitney que al ser un test no paramétrico es menos eficiente y más propenso a no rechazar una hipótesis nula falsa.

    Los artículos que niegan la sincronización (pj. Yang, 2006) atribuyen los casos de sincronía al azar, dado que la variabilidad del ciclo de cada mujer produce convergencias y divergencias en el inicio y final de la menstruación que pueden explicar la percepción de sincronía.

    Por otro lado, si las mujeres fuésemos capaces de detectar feromonas secretadas por otras mujeres, también seríamos capaces de detectar las feromonas que contienen los perfumes con feromonas dado que nuestro sistema vomeronasal no sería del todo atrófico.

  8. Pingback:Bitacoras.com

  9. Pingback:¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas? | Noticias - d2.com.es

  10. Pingback:Enlaces yuriesféricos del 01/05/2011 | La Yuriesfera

  11. Pingback:Enlaces yuriesféricos del 30/04/2011 | La Yuriesfera

  12. Pingback:¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas?

  13. ceprio 02/05/2011 en 7:30 pm

    Mucho pingback pero muy pocos comentarios xD

  14. Pingback:¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas? | mamas.CO

  15. lagartija78 03/05/2011 en 11:21 am

    Hay temas en Ciencia, en los que la opinión, va por barrios. He oído sobre la sincronización de la regla, lo de los bebés no, pero siempre la conclusión ha sido – hasta que se demuestre lo contrario, que en el caso de la especie humana las feromonas, no funcionan. Sea cierto o no, no deja de ser curioso, felicidades por la entrada.

  16. lauraserra87 03/05/2011 en 10:25 pm

    Por lo que respecta al caso de los bebés y las glándulas mamarias, tengo alguna posible explicación al resultado del artículo (Schaal and Doucet, 2006). Estas famosas glándulas mamarias son las llamadas glándulas de Morgagni y su función es producir secreciones serosas para mantener el pezón lubricado. Estas secreciones constan principalmente de lípidos, factores de crecimiento epitelial, anticuerpos y enzimas.

    En mi opinión, estas secreciones son olorosas y el bebé en realidad no está detectando feromonas si no un olor atrayente y por eso los bebés de madres con más glándulas maman más.

    Por favor si alguien tiene alguna otra idea o cree que estoy equivocada, comunicármelo, así hacemos ciencia ^_^!!!

  17. Pingback:¿Somos los humanos capaces de secretar y detectar feromonas? |

  18. Pingback:¡Feromonas, la hormona de la atracción! ¿o no? |

  19. Pingback:Las hembras de ciertos primates abortan ante la llegada de un nuevo macho « La muerte de un ácaro

  20. Anónimo 17/07/2012 en 9:44 pm

    si claro no me ayudo en nada

  21. JOSE LUIS VILLAFAÑA BENÍTEZ 14/03/2013 en 1:33 am

    YO SI CREO EN LA PRODUCCIÓN DE FEROMONAS DE LOS SERES HUMANOS

  22. Agustin 16/04/2013 en 1:18 pm

    La condición humana hace que sea muy difícil creer en algo que no se ve ni se huele. Y las feromonas son precisamente eso…invisibles en inodoras. Los humanos, como animales que somos, somos capaces de producir feromonas al igual que los perros, los gatos, los cerdos y cualquier otro mamífero o planta. Los hábitos alimenticios, los higiénicos (por suerte) y los cosméticos (con el uso de desodorantes y perfumes que inhiben el olor corporal), hacen que nuestro OVN no tenga el mismo desarrollo que en las otras especies, además de que los humanos nos regimos por otros criterios (como la vista o la cultura entre muchos otros) para establecer relaciones con nuestro entorno. Creo que nadie va a discutir, que las hormonas si existen… las feromonas son hormonas… el problema ha sido en la forma en que se han presentado las feromonas, que no son ni mucho menos, hormonas del amor o del sexo y su uso no garantiza ni noches de pasión, ni masculinidad por todos los poros. Esa ha sido la forma absurda de vender las feromonas, porque el sexo vende.
    Pero las feromonas están mucho más presentes de lo que creemos en nuestras vidas. En tiendas de ropa, para provocar un efecto relajante que invite a seguir mirando y olvidar las prisas. En restaurantes donde a igual carta y precio, vamos a decantarnos por un mejor recuerdo y estado de ánimo a la hora de volver a un local. En empresas, donde con anterioridad a una reunión comercial donde se tiene que implantar una política comercial poco popular, se rocía con feromonas para que la reunión se desarrolle en un ambiente más distendido.
    Las feromonas no sirven para el sexo, o al menos en una primera fase…que de un contacto propiciado por el uso de feromonas se deriva a un contacto sexual, dependerá también de la “charla” que haya entre ambos…o no nos ha pasado alguna vez eso de “Para que hablas? Para cagarla?”
    Podemos obviar la presencia de feromonas, pero tened en cuenta de que el olfato es el único de los sentidos que no podemos anular (te pueden vendar los ojos, tapar los oídos, cerrarte la boca para que no comas, o ponerte ropa especial para que no notes el tacto…pero difícilmente se puede evitar que respires!!!
    Podréis decir que defiendo las feromonas porque es nuestro trabajo…y no os faltará razón. Pero tenemos tantos casos de éxito con las feromonas de TSProCosmetics que no puedo más que aconsejaros, probar y luego decidir si realmente hacen la función sociabilizadora que prometemos.

  23. Anónimo 08/07/2014 en 4:46 am

    YO NESECITO SABER QUE DEMONIOS ES LA FEROMONA POX QUE ME KONTARON QUE VIENE DE LA LAGRIMA DE LAS MUJERES QUE SECUESTRAN

    • Anónimo 08/07/2014 en 4:48 am

      eso si que parece verdad

    • Agustín 08/07/2014 en 11:05 am

      Hola Anónimo, para nada se trata de lágrimas de mujeres secuestradas. Son unas hormonas concretas secretadas por el cuerpo a través del sudor (en su mayor parte) y que captadas por el órganos de Jacobson o OVN (Órgano Vomero-Nasal) hacen que el cerebro induzca de alguna forma a un estado receptivo a la persona que entra en contacto con el portador de ellas, provocando una reacciones de aproximamiento y buen ambiente entre las personas. Puedes ver más en http://tutto-sensual.com

  24. Frime Medina 28/07/2014 en 7:30 am

    yo si creo ke podemos detectar las feromonas tanto el hombre como la mujer.Lo llamamos quimica clic o amor a primera vista. Eso es una realidad irrefutable.

  25. kani 29/01/2015 en 5:55 pm

    Yo puedo identificar a una persona por su olor ¿A qué se debe eso? ¿También cuenta como feromonas? ¿Por qué yo puedo olerlas, mi sentido olfativo está más desarrollado?

    • Agustín 29/01/2015 en 8:53 pm

      Buenas noches Kani.
      El término “olor” no procede… hablamos en todo momento de que las feromonas no huelen a nada, son detectadas inconscientemente por el hipotálamo en el cerebro y su presencia es indetectable a nivel del consciente. Sabemos que por deformidad del lenguaje, se dice comunmente que las feromonas “huelen a…” pero nada más alejado de la realidad. Lo que puedes percibir son los olores personales de cada uno, que son únicos a cada individuo. Pero esos olores, que pueden ser motivados por los hábitos alimenticios, de higiene o demás, no son feromonas. Para que nos entendamos, el consumo continuado de especias provoca que nuestro sudor desprenda un olor muy fuerte. Pero es el consumo de las especias lo que lo provoca. Para nada se trata de feromonas. No hay que confundir el olor corporal detectable efectivamente por el olfato y las feromonas detectables unicamente a través del organo vomero-nasal y procesadas por el hipotálamo en el cerebro.
      Esperamos haber respondido a tus preguntas, de no ser así, no dudes en volver a contactarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: