¿Deben los no científicos hablar de ciencia?

Quiero dejar claro antes de empezar que  no me refiero a lo que pueda hablar cada uno frente a una cerveza, o cuando debate con los amigos, o incluso en un foro de internet. Me refiero a hablar de una forma que tenga peso en la sociedad: artículos periodísticos, televisión, libros, informes… me refiero a formas de opinión que pueden tener un impacto importante y que por lo tanto requieren una gran responsabilidad y preparación por parte del emisor. Por supuesto en la intimidad cada uno es libre de opinar o incluso hacer el ridículo en aquellos temas que desee.

Los conceptos y teorías científicas podrán ser más o menos complicados pero admitámoslo, cualquier persona mínimamente inteligente, motivada y que lea los libros adecuados puede llegar a entenderlos al menos superficialmente (que es como entendemos la mayoría de científicos multitud de temas alejados de nuestros campos) y por lo tanto llegar a hablar del tema con bastante seguridad. No es por esto por lo que me pregunto si los no científicos están preparados para hablar de ciencia. Saber lo que es la fotosíntesis, lo que es un gen (algo que deben buscar urgentemente buena parte de los comentaristas de menéame) o la teoría de la relatividad no es lo fundamental a la hora de poder entender y por lo tanto comunicar la ciencia.

Yo opino que cuando terminas una carrera como Biología o Química, lo más importante no son los conceptos que hayas podido aprender. Los conceptos van y vienen, y la mayoría de lo aprendido se esfumará rápidamente al no volver a necesitarlo nunca más. Lo realmente importante que aprendes en las carreras científicas, y lo que te diferencia de una personas que sabe lo que es el ciclo de Krebs de un auténtico científico (o al menos una larva de científico) es a pensar como un científico. Entender el método científico, la manera de actuar de un científico. Entender que el proceso científico no es como se ve en las series, películas o periódicos, sino que es un proceso complejo, hermoso, perfeccionado a lo largo del tiempo, altamente fiable (sorprendentemente fiable). También a entender el peso que la estadística tiene en él. O entender que cuando se publican miles de artículos sobre un tema, un artículo contradictorio no implica necesariamente demasiado.

Por todo esto, sólo las personas que han experimentado la Ciencia en su verdadera y doble cara (hermosa y asquerosa) llegan a entender que las cosas no se quedan en saber lo que es un átomo, o un gen, o una célula. Por eso, cuando personas sin formación científica salen en la televisión hablando sobre la energía nuclear o la homeopatía, o escriben un libro sobre la Teoría de la Evolución o los transgénicos, o escriben “desde el escepticismo” un artículo en un periódico sobre el Cambio Climático… entonces la cosa deja de ser un debate entre cervezas, de esos en los que tanto se puede aprender a costa de meter la pata, para directamente ser algo atroz que puede hacer un daño incalculable. Los ejemplos son inumerables: creacionistas, ecolocos, “””médicos””” naturistas… que a menudo siembran la desinformación allá donde pasan. El caso de los periodistas científicos es especialmente peliagudo: en algunos casos se nota que han vestido el blanco y han blandido alguna pipeta. En otros tienen formación y experiencia suficiente para que lo parezca. Pero en otros casos dan ganas de ponerse a llorar, y el resultado podemos verlo cada día en forma de tituláridos y artículos de dudosa calidad que no ayudan demasiado a la labor divulgativa de la ciencia.

¿Qué opináis? ¿Puede hablarse de ciencia sin entender ni experimentar el proceso científico?

10 Respuestas a “¿Deben los no científicos hablar de ciencia?

  1. Kanijo 23/07/2011 en 12:15 pm

    Yo no soy científico, no he trabajado en un laboratorio y seguramente no lo haga nunca. ¿Puedo hablar de ciencia?

    Tal vez, lo realmente necesario sea informar al receptor de esa información para que sepa discriminar cuándo una información la ofrece un experto, y cuándo no. No es lo mismo que opine sobre física nuclear un catedrático de física que un tertuliano que seguramente será, como mucho, licenciado en alguna carrera humanística.

    ¿Cuántos de los artículos científicos realmente están firmados por periodistas especializados en ciencia? De hecho, ¿cuántos medios tienen siquiera una sección de ciencia?

    La cuestión no es quién puede, o no, hablar de ciencia, sino quién lo hace bien y quién no, y exigir una mejora de la calidad en la información recibida.

  2. ceprio 23/07/2011 en 12:39 pm

    “Yo no soy científico, no he trabajado en un laboratorio y seguramente no lo haga nunca. ¿Puedo hablar de ciencia?”

    Creo que en ese caso, invalidas totalmente mi entrada…

    Por supuesto yo no hablo de prohibir, quizá hubiera sido más adecuado decir, como señalas, quién lo hace bien y quién no. Y sobretodo tener muy presente quién habla como científico, y quién habla como yo puedo hablar de la F1.

  3. Joaquin 23/07/2011 en 3:00 pm

    El asunto es complicado. Sobre la interpretación de viena de la mecánica cuántica, el entagelment y este tipo de cosas, mejor que hablen especialistas (científicos o personas con suficiente preparación). Pero hay temas que tienen un importante sustrato científico pero también una importante repercusión social (y por tanto política). Ahi la cosa se complica, porque el gobierno de los técnicos, ya desde Platón parece que no funciona bien, y que la democracia es fundamental… aunque a la población que tiene el poder le falte conocimiento

  4. José Barla 23/07/2011 en 6:41 pm

    Por supuesto que un no científico puede y debe hablar de ciencia y en lo posible, aunque esto es utópico, la mayor parte de la sociedad debería tener pensamiento científico, el cual tendría que ser inculcado en la escuela.
    Cuando digo hablar de ciencia, quedan excluidas las pseudociencias, cuya lista ha confeccionado tan acertadamente el sabio Mario Bunge.
    Claro que también se debe hablar de las pseudociencias, pero esto último, para mantener alertada a la población sobre el peligro de caer en sus engaños.

  5. ceprio 23/07/2011 en 8:22 pm

    Estoy de acuerdo con José Barla, y qué pena que esto no sea así, aunque me gustaría verlo como algo posible y no utópico.

    Lo que dice Joaquín es cierto, aunque por desgracia da la impresión de que ciertos temas altamente complicados no interesan lo más mínimo, y es cuando la cosa toca la salud (medicina, transgénicos, homeopatía, energía nuclear…) o la religión (evolución) cuando la cosa se torna más “atractiva” y se ve más frecuentemente a gente que no tiene demasiada idea. Por supuesto la democracia es fundamental, quizá tal y como dice Kanijo lo importante sería tener muy presenta cuándo el que habla es un físico nuclear y cuando es una persona totalmente ajena que simplemente da su opinión como cualquier otro pueda hacerlo.

  6. BioYupi 23/07/2011 en 9:46 pm

    Yo creo que el gran problema es cuando científicos con carrera hablan de ciencia y hablan mal. Es decir, lo que me cabrea es que alguien utilice su estatus de científico para hacer propaganda de sandeces y pseudociencias. Creo que esto genera confusión en la sociedad, pues escuchan opiniones radicalmente diferentes de dos supuestos especialistas.
    En mi caso mi madre me contradijo con la homeopatía diciendo “un médico salió por la tele y dijo…” Le dí mi punto de vista de por qué la homeopatía es un timo y parece que me creyó, por si acaso cada vez que voy a su casa reviso los cajones en busca de ampollas de agua muy caras.

  7. telonnius 23/07/2011 en 11:30 pm

    Supongo que cuando decimos ‘hablar de ciencia’, nos referimos todos a hacer divulgación. Si ese es el caso, creo sinceramente que no. No es necesario ser científico para divulgar la ciencia y hacerlo bien. Existen diversas maneras de entender el mundo; de todas ellas tan solo la ciencia renuncia a hacerlo a partir de creencias mágicas o de entidades sobrenaturales.
    Para mí esto último es lo que diferencia a una persona que apuesta por la razón. No se necesita ser científico para eso. Una mente racional y el uso de unas pocas herramientas de pensamiento crítico seguramente son suficientes.
    Insisto en que me estoy refiriendo a divulgación, y estoy pensando en medios de comunicación llamados ‘de masas’.

  8. doctorGENoma 24/07/2011 en 8:00 am

    Lo más importante es el rigor que se mantiene a la hora de informar sobre ciencia. Este artículo parece que viene al pelo a la entrevista que me hicieron hace unos meses en el podcast Tecno y donde comento un ejemplo que muestra cómo está la situación (ver en http://blogdelaboratorio.com/tecno-el-instinto-tecnologico-con-doctorgenoma/).
    Recuerdo en aquel Café y periodismo de hace algunos meses, que trataba sobre periodismo científico, en el que se comentó que debería haber un nexo entre la figura del periodista y el científico. Y también se debatía sobre la labor divulgadora o no del periodista. Me ciño a lo dicho en mi primera frase, si ese rigor se mantuviera (por ejemplo, devolviendo el artículo al científico que ha generado la noticia para que lo revise por si hay “cagadas” y no sólo se quedara ese intercambio de información en la entrega por parte del científico del resumen correspondiente al periodista para que escriba la noticia) y no se buscara tanto el impacto de la noticia (como ocurre y es normal porque es todo un negocio), pues entonces estaríamos todos más contentos. Sin entrar en la utopía que dice José Barla y que quitaría de un soplamocos toda la mierda por competencia.
    Podría estar escribiendo horas después de todo lo que he tenido que tragar en mi joven vida de científico, pero creo que lo iré escribiendo en mi bitácora a modo de perlitas en un futuro no muy lejano…pero sin entrar en sensacionalismo, eeinnh!!. Un saludo a todos y buen debate el generado😉

  9. ceprio 24/07/2011 en 5:25 pm

    Yo no hablo necesariamente de divulgación. En realidad en la divulgación de algunos temas cualquier persona con ganas puede hacer igual o mejor que un científico. Hablo más bien de lo que dice Bioyupi sobre gente que “confunde” a la sociedad y que rara vez son realmente científicos.

  10. Rubén 31/07/2011 en 2:13 am

    ¿Que si un no-científico puede hablar de ciencia? Pues si lo hace bien, sí, y si lo hace mal, no.
    Permitidme esta boutade para empezar. Con ella quiero significar que quizá la pregunta debería sustituirse por otras, relativas al mensaje, al producto final.Depende mucho de que hablemos de divulgación científica, de debates ciudadanos con trasfondo científico, etc. Para según qué productos hacen falta en mayor o menor medida unas u otras cualidades: conocimientos sobre la ciencia en cuestión, sobre su metodología, sobre lo que distingue ciencias de pseudociencias, sobre las características del público al que se dirige,habilidades comunicativas y de expresión escrita,… Quien tenga todo lo necesario, estará en condiciones de hacer ESE tipo de comunicación científica, y quizá no otro.
    Sí que me parece importante lo que se ha apuntado de que el nivel científico de la población (incluída mucha gente que se considera culta) no es demasiado alto, y esto dificulta las cosas. El ejemplo del gen y los periodistas está muy bien traído, por no hablar de los eslabones perdidos que continuamente se descubren, y otras muchas lindezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: