5 motivos por los que la Autobiografía de Darwin debería ser leída por todo joven biólogo

Recientemente terminé de leer la Autobiografía (sin censurar) de Darwin publicada por Laetoli y no ha dejado de maravillarme en muchos aspectos. Se puede decir que me ha encantado “conocer” al hombre tras una de las teorías más fascinantes de la historia de la ciencia. Por todo esto, no me faltan motivos a la hora de decir que este debería ser el primer libro, científico o de divulgación, que debiera leer un futuro estudiante de Biología o incluso me atrevería a decir que un futuro científico. Espero convenceros con estos cinco puntos:

1) Es la vida de una de las mentes más importantes de la biología, y contada por él mismo. Un retrato histórico de una época, que nos muestra a una persona con la que, sospecho, habría sido realmente agradable irse de cañas. Sólo por esto ya resulta de sumo interés (como ocurre con La Doble Hélice, aunque Watson no me resulte tan adorable como Darwin).

2) Darwin demuestra en su autobiografía tener algunas de las capacidades más importantes en un futuro científico, como son la tenacidad, el esfuerzo o la humildad. Creo que el joven (y no tan joven) biólogo encontrará en la figura de Darwin a un modelo a imitar en muchos aspectos.

[…] mi éxito como hombre de ciencia ha estado determinado, hasta donde me es posible juzgar, por un conjunto complejo y variado de cualidades y condiciones mentales. Las más importantes han sido el amor a la ciencia, una paciencia sin límites al reflexionar largamente sobre cualquier asunto, la diligencia en la observación y recogida de datos, y una buena dosis de imaginación y sentido común.

3) Darwin y la religión: esta nueva edición nos trae todas las reflexiones de Darwin sobre este tema, que habían sido previamente censuradas (con la mejor de las intenciones) por su familia. Al margen de la importancia intrínseca de leer la versión original, resulta interesante la relación de Darwin con la religión, pues al ser un hombre que logró dejar atrás las imposiciones sociales  (si bien admite que nunca fue el más devoto de los fieles) demuestra poseer otra vital característica para el futuro biólogo: la de ser capaz de admitir errores y la de cambiar de opinión. Característica que queda patente en otros ejemplos, como bien verá el lector, incluso fuera de la figura del propio Darwin, como es el caso de Lyell, que terminó aceptando la Teoría de la evolución, siendo ya anciano.

4) Es corto, apenas 100 páginas sin contar la introducción. No es el motivo de más peso, pero es algo que considero importante teniendo en cuenta que El Origen de las Especies tiene unas 600 páginas. Teniendo en cuenta que leer El Origen para aprender evolución resulta tan útil como leer los Principia de Newton para aprender física, considero la historia del propio Darwin algo mucho más interesante.

5) Stay hungry, stay foolish. En ciertos momentos me daba la impresión de que el mismo Darwin me estaba hablando de unir los puntos (joining the dots) y de la importancia de adquirir habilidades o conocimientos que a pesar de que en un principio puedan parecer inútiles, terminan resultando de vital trascendencia.

Y por si mis palabras no bastan para convenceros de leer este libro, espero que las últimas palabras que escribe Darwin en su Autobiografía lo consigan:

Es verdaderamente sorprendente que, con capacidades tan modestas como las mías, haya llegado a influir de tal manera y en una medida considerable en las convicciones de los científicos sobre algunos puntos importantes.

Me despido recordando que ya podéis leer el número 2 de Journal of Feelsynapsis (atención a la magnífica portada), donde esta vez hablo un poco sobre Evolución (e inevitablemente de Darwin).

13 Respuestas a “5 motivos por los que la Autobiografía de Darwin debería ser leída por todo joven biólogo

  1. Copépodo 02/01/2012 en 9:55 pm

    Muy de acuerdo en que es una lectura recomendable y ligera, sobre todo si te interesa conocer más personalmente al amigo Carlos. Yo tampoco recomendaría el Origen de las especies a nadie que no estuviese interesado en la historia de la biología, es un libro técnico y lógicamente desfasado en muchos aspectos, para nada adecuado como introducción a la evolución (me estoy acordando del capítulo de los Simpson sobre el creacionismo en el que Marge se acaba leyendo dicho libro mientras pasa las aspiradora… ¿te imaginas?).

    Como veo que te ha gustado, te voy a hacer dos sugerencias para el futuro por si te vuelve a apetecer darwinizarte: “Cartas de Darwin” (1825-1859) editado por la Cambridge University Press con prólogo de Stephen J Gould. Una breve recopilación de epístolas que van desde las que envió a su familia desde el propio Beagle hasta la respuesta al manuscrito de Wallace, pasando por todo tipo de intercambios de ideas personales y científicas con gente molona como Lyell, Huxley, Hooker o Asa Gray. El otro es, obviamente, “el viaje del Beagle”, el diario del viaje de un naturalista yogurín alrededor del mundo.

  2. ceprio 02/01/2012 en 10:12 pm

    El Viaje del Beagle ya pensaba leerlo, pues lo menciona bastante en la autobiografía. El otro no lo conocía y suena MUY interesante, así que TAMBIÉN quiero leerlo, gracias por la recomendación ^_^

  3. Pingback:5 motivos por los que la Autobiografía de Darwin debería ser leída por todo joven biólogo

  4. Hereje Blasfemo (@Herejeblasfemo) 03/01/2012 en 1:26 am

    Pues yo no estoy de acuerdo en que para aprender biología no sea necesario leerse El origen. En muchos aspectos, la evidencia que recoge para demostrar la evolución mediante la selección natural y la acumulación de pequeños cambios sigue estando vigente; la discusión sobre la delimitación de la especie, la selección sexual, etc, son conceptos básicos que todo biólogo debería dominar. Y es precisamente la falta de su lectura lo que hace que en muchas ocasiones los biólogos tengan fallos de interpretación desde el marco general de su disciplina, el cual es la evolución.

    Respecto a los Principia de Newton, no lo sé. Posiblemente sí sea algo más innecesario para dominar la mecánica o la óptica, pero no me atrevería a decirlo tan a la ligera ¿Algún físico?

    • ceprio 03/01/2012 en 10:52 am

      Pues fíjate que nunca he pensado yo así. Como dice copépodo, es un libro sólo para estudiosos de la historia de la ciencia, o de Darwin, o para gente con insomnio. Pero nunca se me ocurriría decirle a alguien que quiere saber más sobre evolución (sea biólogo o no) “ten, léete esto”. Es un libro espeso, y desactualizado en muchos aspectos (evolución sin genética, para empezar) por eso aunque no esté de más leerlo en algún momento de la vida, desde luego no lo veo imprescindible.

      Del Principia he hablado desde la ignorancia, pero no me extrañaría que pasara algo similar: sólo interesante desde un punto de historia de la ciencia, o para frikis de Newton o de la física ^_^

    • Copépodo 03/01/2012 en 7:54 pm

      Hombre, a ver que me explique. No seré yo el que deje de alabar el origen de las especies, desde luego, pero sobre todo por su interés histórico, por ver el nacimiento del paradigma evolutivo moderno, el embrión de la teoría evolutiva actual. Si una persona pretende aprender evolución más o menos desde cero a partir de él, yo personalmente, no creo que sea muy didáctico para un lector del siglo XXI si no tiene ya unas nociones. Para evitar, precisamente, que se sufra como un tostón infumable, hay que cogerlo con gusto y con ganas, comprendiendo lo que se va a leer. Es como cuando te obligaban en el instituto a leer el Quijote, ¡qué crimen! Hay libros que hay que degustarlos y disfrutarlos, que tienen su momento y que nacen del interés, no de la obligación.

      Para mí es un libro apasionante (me lo he leído tres veces, incluyendo la primera edición en inglés) pero creo que la comparación que hace Ceprio con los Principia es adecuada: no lo veo imprescindible ni mucho menos “obligatorio”. Para no enrollarme mucho (y en el caso de que alguna vez os interese), os enlazo un par de posts ::1:: ::2:: que escribí precisamente para orientar en su lectura.

  5. Pingback:Enlaces yuriesféricos del 02/01/2012 | La Yuriesfera

  6. Dani 03/01/2012 en 10:07 pm

    Me habéis convencido… Tengo el libro en la pila pero lo voy a colar ipso facto. Leí hace años en una edición de Alianza 100 lo que yo creía que era la Autobiografía de Darwin y que evidentemente no era. Ojeando ambas el tema de la religión no sale en la de Alianza.

    Saludos!

  7. Epicureo 04/01/2012 en 12:04 am

    Cero que sí lo era, Dani, solo que la versión editada y censurada que se ha venido editando desde hace más de un siglo. La que se publica ahora es la versión sin censurar.

    Tengo entendido que Darwin no escribió esa biografía para el público, sino para sus hijos (tuvo 10 de los que le sobrevivieron 8), deseando que le conocieran mejor.

    Es un libro muy recomendable para cualquiera. Darwin fue uno de los mayores científicos de la historia, y sin duda el más gentil y más noble.

    Pero claro, esa caballerosidad le habría servido de poco, de no ser un privilegiado que nunca tuvo que ganarse la vida trabajando, ni competir con uñas y dientes por una beca o una plaza. Así que quizá sea mejor que los futuros científicos no sigan su ejemplo demasiado al pie de la letra. Desgraciadamente.

    • ceprio 04/01/2012 en 11:39 am

      Creo que con sus características de perseverancia y trabajo duro (aparte del genio que venía de serie) Darwin no habría tenido problemas en optar a una beca. O igual sí, quien sabe. Muy interesante eso que planteas. Me has dado una idea ;o)

  8. Trotalomas 16/01/2012 en 4:16 pm

    Le tengo ganas a esta autobiografía porque la que yo leí hace tiempo, sacada de una biblioteca y editada por Alianza, era la recortada (al parecer pasaba por allí Rajoy… :)). Tiene muy buena pinta, la verdad, y suscrito los motivos por los que cualquier joven (¿vale de de espíritu?) biólogo o naturalista aficionado debería leerlo.

    En mi caso, un especial cariño me une a El origen de las especies. También considero que no es un libro necesario para el estudiante de Biología (y que conste que el que escribe estas líneas no llegó a serlo por desviar —muy a mi pesar— el camino: soy ingeniero informático y actualmente estudio Ambientales), al menos no para quienes deseen estudiar la evolución desde una perspectiva actualizada. Que es interesante es innegable, y puede ser tomado como parte de la historia de la ciencia, como una visión parcialmente obsoleta e incompleta para explicar la evolución o como (¡hereje, más que hereje!) un libro de aventuras en toda regla. Sí, porque Darwin escribía con un estilo que hace de este tratado científico una obra digna de Dumas, en serio.

    Curiosamente sobre él hablé antes en mi blog sobre libros que en el que dedico a mis locuras naturalistas. Por si os pica la curiosidad, entrada del 150 aniversario, entre otras.🙂

    Un saludo.

  9. Antonio Altamira Asis 09/02/2012 en 1:26 am

    Sergio, escribiste en tu blog que la mutación no es evolución (aquella vez que hablaste de las 10 confusiones habituales al comprender la evolución). Pero entonces, una bacteria termófila que muta y se hace más resistente a la acidez (acidófila), ¿no habría evolucionado de bacteria termófila a bacteria termo-acidófila?.
    La próxima vez que te conectes déjame una contestación. Gracias

    • Anónimo 09/02/2012 en 2:39 pm

      Las mutaciones forman parte del proceso evolutivo, pero ten en cuenta que la mayoría son neutras, en el ejemplo que pones, las bacterias de una población podrían hacerse progresivamente más resistentes a la acidez, siempre que se dieran las condiciones ambientales favorables para que la selección natural actuase. Pero esa misma mutación que puede terminar imponiéndose en un caso, podría no tener ningún efecto (o ser incluso nociva) si ocurre en una bacteria que nunca se expone a un ambiente ácido. La mutación es un mecanismo de variabilidad responsable de la evolución biológica, tan importantes para que esta se produzca como la selección natural o la deriva genética. A eso me refiero cuando digo que la mutación no es evolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: