Archivos por Etiqueta: Homeopatía

Los médicos no son estúpidos


Tristemente la pseudomedicina vuelve a ser noticia, y la homeopatía está otra vez en boca de todos, así que es un buen momento para hacer un pequeño análisis de los llamados médicos homeópatas.

Cuando hace unos meses leí el magnífico libro de La Homeopatía ¡vaya timo!, y al ver tan bien explicados sus fundamentos (y refutados, aunque la refutación no hacía ni falta ya que con explicarlos sobran las palabras) llegué a una conclusión: una persona que ha estudiado medicina, que ha estudiado como un matado para sacarse la carrera, que ha logrado tener el doctorado (algunos) y en definitiva que sabe un par de cosas sobre otro par de cosas, no puede, repito no puede pensar que los fundamentos de la homeopatía sean ciertos. Es absolutamente imposible. Una persona sin estudios, o incluso con estudios en un campo totalmente distinto podría. De hecho es imposible, una vez bien explicados sus fundamentos, que una persona siga pensando que tienen algún tipo de sentido. A no ser que tenga algún tipo de tara mental, cosa que en un médico podemos descartar (las carreras se están devaluando pero no tanto).

Esto es así porque una persona que ha pasado horas en la biblioteca no puede pensar que un dolor de cabeza se reduce al dolor de cabeza en sí. Independientemente de si lo causa una resaca, un tumor, fotofobia o parásitos en el cerebro. No puede pensar que el insomnio se cura con cafeína. Y desde luego no puede pensar que todo aquello del número de Avogadro que se da en el instituto es una falacia. Me niego a aceptarlo.

Explicado esto, y ante el hecho innegable de que hay médicos que realmente defienden la homeopatía y la prescriben, queda preguntarse ¿por qué?. “Son imbéciles” dirán algunos. “Imposible” contestaré yo. Me podéis llamar negacionista pero ya he dicho que me niego rotundamente a aceptar que un profesional formado durante 6 años pueda tener unas lagunas tan elementales en física y (aún peor) en medicina. Entonces, ¿por qué lo hacen? me temo que sólo (perdón: solo) se me ocurren dos opciones:

La primera opción, y la más decente en mi opinión, es que aunque saben que no funciona son conscientes de que el efecto placebo es real. Así que en casos de enfermedades leves y autocurables (que son sobre las que actúa la homeopatía) ofrecen una ayuda de la mano de la sugestión: el enfermo no toma medicina alguna lo cual está muy bien, y por supuesto no existe riesgo alguno (cómo va a haber riesgo si sólo (perdón solo) es agua). Podrá ser discutible el engañar al paciente pero (pensarán ellos) si se cura él solo pues mejor que mejor. Ni qué decir tiene que esta es mi teoría sobre su forma de pensar, que no necesariamente comparto.

La segunda opción es más triste, y se resume en que son unos timadores (vulgares estafadores si lo preferís) que se aprovechan conscientemente del efecto placebo y lo utilizan para su propio beneficio. (En esta segundo opción prefiero no pensar mucho que me cabreo).

Antes de despedirme un aviso a navegantes: si váis a defender la homeopatía en algún comentario hacedlo, pero no caigáis en falacias como el: a mí me funciona (menuda mierda de argumento), a mi bebé le funciona (el efecto placebo está bien comprobado en bebés) y a mi perro le funciona (omitiendo que la homeopatía no se puede, por definición, aplicar a los animales, el efecto placebo también está estudiado en animales).

Un saludo y recordad beber 2L de tratamientos homeopáticos al día.

Y casi se me olvida: [Modo Ingenuo OFF]

Anuncios

Hablando de homeopatía


Precisamente ayer tuve una conversación que, al leer un comentario de esta entrada, me ha dado ganas de compartir con vosotros. Las identidades de los protagonistas serán protegidas por cuestiones legales.

Ácaro: ¿Qué es eso de que te estás medicando con homeopatía?

Bogavante: Me lo recomendó un amigo¹, y oye funciona. Ya no me duele la garganta ni toso.

Ácaro: Pero¿ sabes en que consiste la homeopatía?

Bogavante: Es una pastilla que se pone bajo la lengua ¿no?

Ácaro: Digo su fundamento. Sabes que es un timo ¿no?

Bogavante: ¿Ah sí?

Ácaro: ¿Sabes que se basa en que una sustancia de efecto beneficioso cuanto más diluida esté, más eficaz es? ¿Y que por lo tanto está tan diluido lo que te venden que te estás tomando agua? ¿Y que sus resultados médicos son básicamente efecto placebo? ¿Y que la comunidad científica² no acepta su eficacia?

Bogavante: Pues a mí me ha funcionado.

Ácaro: ¿Acaso si no lo hubieras tomado hoy estarias en la cama con fiebre?

Bogavante: Oye pues en Francia tiene mucho éxito.

Ácaro: …

1. Su amigo, el que realizó el diagnóstico y recetó el medicamento es funcionario de correos.

2. Los que escriben en Homeopathy sí, pero me permito el derecho de no incluirlos en la comunidad científica.

A %d blogueros les gusta esto: