La utilidad del calentamiento global

Como ya comenté anteriormente me encuentro en una cruzada personal en busca de una verdad objetiva acerca de este tema. De una Verdad Verdadera (sea Incómoda o no)

El caso es que no he podido avanzar mucho. De momento he comprobado que uno de los datos que me pareció más importante en el documental El Gran Fraude del Cambio Climático es cierto.

Aumento T

Efectivamente desde 1980 se ha venido observando un aumento muy pronunciado, sin embargo casi igual de pronunciado es el aumento hasta 1940 (antes de la II Guerra Mundial y antes de que empezase el boom industrial que sigue creciendo hoy). También se aprecian bastantes altibajos desde 1940 hasta 1980. En mi opinión esa gráfica debería ser algo más exponencial si efectivamente el aumento de temperatura se debiese a nuestra causa. De todas formas no es prueba suficiente.

Pero no era de esto de lo que venía a hablar: soy miembro (muy satisfecho) de Adena (WWF) desde hace un año y hace poco recibí una carta de Juan Carlos del Olmo, secretario general de Adena. La carta viene a resumir los objetivos de la organización y sus progresos, y dos cosas me llamaron la atención.

Comienza con un: nadie duda ya seriamente que el cambio climático es una realidad y que es el ser humano quien lo está provocando (la negrita es suya)

En mi situación actual de rebelde me pareció una afirmación demasiado valiente (eso de que es el ser humano el que lo provoca, no que el cambio climático no sea real) pero seguí leyendo y me di cuenta de otra cosa: tras señalar el cambio climático como la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad, pasa a numerar sus objetivos: conseguir que España cumpla el protocolo de Kioto, evitar la desaparición de bosques, plantar árboles, promover el uso responsable del agua, proteger las especies amenazadas, proteger el mar etc etc etc

Entonces comprobé algo que ya dije en un comentario: concienciar a la población del cambio climático es un esfuerzo muy valioso si con él se consiguen cumplir todos los puntos de la lista de arriba.

Hay mucha política de por medio, mucha gente come gracias al cambio climático¹ y además sería una pérdida total de dinero y un malgaste de medios en caso de que no fuese el problema tal y como lo pintan. Pero de momento, si se consiguen salvar un par de ballenas bajo la bandera del calentamiento global, creo yo que habrá valido la pena.

1. Como dicen en El Gran Fraude del Calentamiento Global: Si en la solicitud de fondos para una investigación escribes que quieres investigar los hábitos alimenticios de la ardilla roja y en especial en cómo estos hábitos son afectados por el calentamiento global recibes tu dinero. Si escribes sólo que quieres investigar los hábitos alimenticios de la ardilla roja puede que no recibas tu dinero…

Anuncios

14 Respuestas a “La utilidad del calentamiento global

  1. KaRMe 20/08/2007 en 11:02 am

    Según mis conocimientos (bastante pobres en el tema) el cambio climático es un hecho, eso es cierto. Otra cosa es que lo causemos nosotros… eso no es un hecho. Parece ser que tenía que ocurrir, por esto de los ciclos climáticos de la tierra y bla bla bla (es como decir que el mamut tuvo la culpa de una glaciación). Lo que también parece ser, por otra parte, es que nosotros lo potenciamos. Pero no debería notarse en exceso, no por ahora. Se supone que el gran peligro es que si metemos la pata nos estancaremos y no seguiremos el ciclo, y nos estancaremos en un punto en el que nos estemos achicharrando.
    De todas formas se supone que el agujero ya no es tan grande, y se habla mucho por moda, porque en muchos países sí se controlan las emisiones de cosas. Lo de concienciar a la gente no debe ser para “evitar el cambio climático”, pues eso no lo podemos evitar (y si lo hacemos sí que la jodemos), es más bien para tener un planeta sano. Desde mi punto de vista, los árboles son necesarios, con o sin cambio climático, por eso del oxígeno y tal y cual.
    Mis amigos biólogos me suelen tachar de bióloga-no-ecologista porque suelo criticar estas cosas… porque la mayoría me parecen estupideces que sólo sirven para hacer un poco de política… Y vivo de un modo sano para el planeta, sin contaminar innecesariamente… pero vivo en el siglo XIX.

  2. KaRMe 20/08/2007 en 11:03 am

    Perdón por soltar tal parrafada :/

  3. ceprio 20/08/2007 en 1:17 pm

    Exacto, el problema más grande es que de ser algo inevitable (igual que un terremoto o un huracán) no nos estamos preparando todo lo bien que debiéramos.
    Yo creo que biólogo es incompatible en algunos aspectos con ecologista. Un ecologista es un activista que actúa muchas veces en contra de la lógica, y a veces es más un movimiento político que otra cosa. Un biólogo debe querer proteger la naturaleza por otros motivos (que a veces coinciden con los de los ecologistas)

    “Y vivo de un modo sano para el planeta, sin contaminar innecesariamente… pero vivo en el siglo XIX.” Totalmente de acuerdo, yo no tiro ni un papel en el campo (ójala lo hiciese la mitad de gente) ni malgasto el agua (como valenciano eso me toca mucho) pero no voy a dejar de ir a clase en coche, por ejemplo.

    No te disculpes, se agradecen todos los comentarios, especialmente los largos 😉

  4. Carlos 20/08/2007 en 2:30 pm

    Yo antes que el coche opto por la bici, pero teniendo metro como tenéis en Valencia y que te deja exactamente en la zona de facultats (he estado allí xD), cogería el metro y pasaría del coche, sinceramente, pasaría de comerme atascos y demás inconvenientes que acarrea este modo de transporte que además es caro, porque la gasofa es cara de cojones.

    Y bueno, volviendo al tema, es posible que todo no lo esté provocando el ser humano, pero si está sirviendo como fórmula para concienciar a la sociedad de que tenemos que hacer un uso más sostenible de nuestros recursos, alabado sea. Sobre todo porque las costumbres que llevamos en este nuestro país son más bien poco sostenibles comparadas con los hábitos que han tenido en el resto de Europa desde hace bastante tiempo.

  5. ceprio 20/08/2007 en 3:03 pm

    El metro está muy bien el problema es que yo necesitaría coger el bus para llegar al metro (podría hacerlo pero soy un vago xD) además el metro en Valencia es injustamente caro, supongo que nunca tan caro como el coche, pero la comodidad bien vale la diferencia…

    Totalmente de acuerdo con el 2º párrafo. En un periódico digital ví el otro día una encuesta: “Crees que el calentamiento global influye en las catástrofes naturales?” (referido a los terremotos de Perú) una soberana chorrada, pero si la gente ahorra agua por temor a un terremoto pues mejor para todos xD

  6. KaRMe 20/08/2007 en 8:20 pm

    Lo de los terremotos no es la primera vez que lo veo, recuerdo que decían que el tsunami fue por culpa del calentamiento global. En conjunto si que afecta… pero es que la gente no entiende muy bien lo del tiempo geológico… piensan que el hecho de que un cambio climático afecte, por ejemplo, al magnetismo (se sabe que los cambios en el magnestismo terrestre han ido asociados a grandes cambios climáticos) pues que de un año al otro corremos el peligro de que las brújulas se vuelvan locas. Igual un día nos levantamos de la cama y la tierra se ha dao la vuelta. Y ese es un ejemplo, el más dramático que se me ha ocurrido. Pero es cierto que está bien en parte que la gente se lo crea, ya que si les explicas todo, pasan porque total ellos ya van a estar muertos.
    Respecto a lo del medio de transporte… Ceprio: totalmente de acuerdo. Mi caso es similar. Recordemos que en Galicia llueve mucho (o más). Tengo un bus que va de la puerta de mi casa al campus, y que para a cinco minutos de la facultad. Todos los días me como la bronca de mis compañeros, diciendo que soy una vaga por ir en coche y aparcar en la puerta de la facultad en lugar de ir en bus. Lo que ellos no asumen es que en esos cinco minutos andando sólo hay árboles (con lo cual te mojas todavía más) y que el bus tarda 40 minutos en hacer ese tramo y yo 10 (acortando por carreteras no recomendables para un autobús). Es un caso en el que el “método ecologista” supone una gran incomodidad en tu vida, e innecesaria. Eso si, ellos viven más cerca de la facultad y van andando, pero después tienen un coche que contamina 8 veces más que el mio… y al salir de marcha hacen el botellón al pie de un árbol (y creo que el vodka no es bueno para el crecimiento de las raíces…) 😛

  7. ceprio 20/08/2007 en 10:41 pm

    En Valencia el caso es totalmente opuesto… hace siempre un calor tremendo con humedades altísimas y si vas en coche fresquito te lo ahorras y no llegas sudado a clase xD
    Yo de todas formas no lo pillo siempre, lo uso sobretodo cuando tengo que madrugar (así puedo dormir más):P

  8. Carlos 22/08/2007 en 11:14 am

    Bueno, cada cual con lo que mejor lo venga. Pero desde luego, en mi caso, sabiendo que los posibles transportes que tengo para llegar a mi facultad son el cercanías, el bus (tendría que pillarme dos), el coche o la bici… mucho mejor la bici, pues Sevilla es llana, no suele hacer mal tiempo (aunque el calor cuando llega la primavera y el veranito… jojojo, pero se soporta) y además nos han puesto una red completa de carriles bici y un servicio de préstamo de bicis… coger el cercanías es depender de los horarios de renfe, que no siempre vienen bien, pillar los dos buses esos es un verdadero coñazo y más de una vez no llegan a tiempo y con el tráfico que hay… es desesperante. Del coche mejor no hablar, se tarda exactamente lo mismo yendo en bici y en coche, solo que en coche podrías plantarte en 5 minutos pero siempre pillas atascos por las avenidas, así que bici, que además me pega el subidón todas las mañanas, me encanta ir en bici 😛

  9. ceprio 23/08/2007 en 4:17 pm

    jajaja 😀
    bueno según lo cuentas la bici es la mejor opción, yo conozco a uno que también va en bici a clase. Olé por los dos! xD

  10. Pingback:Ablogios » Blog Archive » El cambio climático

  11. Miski 02/09/2007 en 6:55 pm

    Estoy de acuerdo con Karme…hay demasiados indicios que indican que algo está cambiando…hay islas del Pacífico devoradas por el océaco, hay poblados de esquimales que tuvieron que ser trasladados desde la costa al interior, hay glaciares que no se regeneran, la banquisa cada vez ocupa menos superficie, el clima en Islandia y Groenlandia cada vez es más benigno, etc, etc…los ecosistemas se están viendo alterados. En cuanto a la gráfica es normal que no salga una línea exponencial bien definida…la Tierra es un sistema complejo y más complejas aún son las interrelaciones que se dan entre los distintos “subsistemas”, por lo que se producen rebotes, retroalimentaciones, etc…en parte el sistema intenta compensar los desequilibrios. Siempre hubo cambios y puede que los cambios no tengan su origen sólo en la actividad humana, pero lo anormal y asombroso es lo rápido que ahora están teniendo lugar estos cambios. Los que tenemos algo de más edad podemos recordar cómo eran antes los lugares “naturales” que visitábamos, que plantas y animales te encontrabas, cómo eran los ciclos…todo eso ya no es igual. Yo vivo en un pueblo sevillano y en cuestión de 15 días pasas de dormir pasando calor a dormir tapado con sábana y colcha…se están perdiendo el otoño y la primavera como tales. En cuanto a lo de los ecologistas…bueno, no son científicos…son un movimiento social…ellos han conseguido que la gente de la calle se vaya concienciando con determinados problemas y ésto no se pueden separar de la política…los políticos deben de tomar nota de los intereses ciudadanos y implementar nuevas “políticas” que tengan en cuenta los intereses medioambientales; no puedes hablarle a la gente de salvar determinada especie de planta porque es importante para el ecosistema…lo que mueve a la sociedad es saber que de determinada manera va a poder tener un agua mejor o un aire más limpio y si de paso se salva la planta, mejor que mejor…o sea hay que aprovecharse del egoímo humano.
    Y como conocedor de la ecología puedo decirte varias verdades indiscutibles:
    1) Los recursos, por definición, son todos agotables…sólo es cuestión de tiempo.
    2) La Tierra básicamente es un sistema cerrado. No tiene aportes externos que regeneren un recurso agotado. Es decir, todo lo que ha existido, lo que existe y existirá ha estado aquí siempre. El carbono existente puede estar como CO2, saturando la atmósfera, o formando parte del carbonato cálcico de los cuerpos coralinos, o en la madera, o en reservas petrolíferas, o en rocas calizas de kilómetros de potencia (por cierto, casi toda resultado de la actividad de los seres vivos)…y así todos los demás elementos.
    3) Dadas las dos premisas anteriores, la sociedad global que hemos promovido los humanos claramente es insostenible…o sea que más temprano que tarde habremos acabado con valiosos recursos que tardarían demasiado en regenerarse; además habremos acelerado la maquinaria en un sentido, a la vez que dificultado a la naturaleza el actuar en el sentido opuesto. Por ejemplo, más CO2 en la atmósfera implica más CO2 disuelto en los mares…si gozaran de buena salud, se podría producir un aumento de consumidores de este carbono que lograrían fijarlo y pasar al fondo…pero también estamos jodiendo los mares y a sus habitantes.

    Por último, esa comodidad que se plasma en la frase “no voy a dejar de ir en coche” es la que crea el consumo exagerado de recursos en la sociedad occidental…otro dice “no voy a dejar de bañarme” o “no voy a dejar de poner el aire al máximo” o “no voy a dejar de llenar mi piscina olímpica” o “no voy a dejar de comprarme un hammer”…etc, etc, etc…nos han vendido comodidad como si los recursos fueran ilimitados…además aunque quisiéramos empezar a cambiar, los miles de millones de personas del planeta tienen una gran inercia para cambiar de costumbres. Y lo más importante, la maquinaria del sitema Tierra no se detiene o invierte en 10 años…por ejemplo, un suelo se pierde y erosiona en varios años, ¿cuántos años de condiciones óptimas, trabajo de plantas, microorganismos, invertebrados, hongos hacen falta para volver a tener un suelo completo, con sus horizontes y sus biota?.
    Bueno, muy largo, pero como te gusta…
    Un saludo a todos.

  12. ceprio 02/09/2007 en 8:26 pm

    Qué susto al ver el comentario! 😉

    Desde luego “algo” está pasando… pero es de verdad por nuestra culpa? o mejor dicho ¿es nuestra influencia tan grande? Si empezase ahora una inversión magnética (me suena que estamos en medio de una pero no me acuerdo) podría pensarse que es por nuestra culpa… pero sería cierto?
    No sé es un tema que creo que está bastante verde y hay mucho aún que investigar, supongo que en unos años se averiguarán muchas cosas más (hablo del calentamiento global)

    Respecto a lo de la ecología: podemos considerar la Tierra un sistema cerrado, pero más bien podemos imaginarla como una máquina que se autoalimenta. Lo ha hecho durante miles de millones de años y así seguirá (esperemos). Cierto es que es una máquina frágil, pero también es verdad que tiene una enorme capacidad de adaptación, así que no sé hasta que punto deberíamos preocuparnos.
    Esto se relaciona con 1), los recursos son agotables, pero deberíamos ser capaz de mantenernos con ellos. Claro que si el ser humano se comporta como un engranaje kamikaze (siguiendo la metáfora) todo se irá a la porra, y la Tierra se nos sacudirá de encima para luego seguir a lo suyo. Y todo lo que he dicho antes no será verdad.

    ¿Seremos tan estúpidos como para permitir que ocurra eso? Espero que no

  13. Pocholo 11/07/2009 en 4:24 pm

    Bastante flojo.

  14. Rapunsen el malvado 13/07/2012 en 7:28 pm

    Me ha encantado leer vuestros comentarios y opiniones, y aunque estoy completamente de acuerdo con el hecho de que el cambio climático es una realidad y que seguramente el ser humano ha influido en una mínima parte de dicho calentamiento (potenciándolo si acaso en la última mitad del siglo pasado), creo que hay un detalle importante que no se ha mencionado.

    Si me lo permitís voy a usar una metáfora.

    Imaginemos primero un pequeño hogar en el que los padres acostumbran a sus hijos a comer jamón de bellota todos los días, caviar, solomillo,… a vestir de seda sin una triste costura, calzado de fina piel, una climatización perfecta en el hogar, completamente alejados de cualquier alergeno… me entendéis, ¿verdad? El caso es que tras diez años de crianza (los diez primeros años de los niños) los papás se van al paro y no pueden seguir el ritmo de vida, pero resulta que sus niños son alérgicos al polvo y al polen con lo que precisan unos cuidados especiales, porque además su piel es muy delicada, así como su sistema inmunitario muy débil. Pero es insostenible la situación, no hay dinero para ello. ¿De quién es la culpa? No me negaréis la hipocresía que sería echar la culpa a los hijos. Evidentemente son los padres los que han decidido que vida llevarían sus hijos, y son ellos los que deben cambiar el modo de vida de toda la familia. Y sus hijos deberán adaptarse, pero necesitarán un periodo de tránsito y adaptación a sus nuevas costumbres.

    Seguro que sabéis a donde quiero llegar. Estoy harta de que nos hagan sentir culpables del cambio climático, no es culpa nuestra, yo vivo como me han enseñado a vivir, y si tengo que adaptarme a la nueva situación pues me adapto y reciclo más y contamino menos, lo que me digan. Pero tengamos claro la función y responsabilidad de cada uno.

    Y por eso mismo, creo que es un error radicalizar las conductas ecológicas. Es cosa de cada uno dentro de un marco legal. Otro asunto es que haya que cambiar las leyes. A mi no me pagan para eso ni para preocuparme por eso.

    Un beso a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: